Atención municipal contra el tráfico de personas

La Unidad Municipal contra el Tráfico de Seres humanos (UTEH, por su denominación en catalán), el servicio municipal que trabaja para garantizar los derechos de las potenciales víctimas de tráfico de personas, ha presentado el informe del primer año de actuación. Durante el 2017 se atendió a 109 unidades familiares, que mayoritariamente eran mujeres que sufrían situaciones de tráfico con fines de explotación sexual.
Se trata de un servicio de segundo nivel en el que la mayoría de casos detectados llegan a través de otros servicios especializados, como el Servicio de Atención Socioeducativa (SAS) —que ya realizaba el trabajo contra el tráfico de seres humanos antes de la aparición de la UTEH— o los cuerpos policiales.

En más de la mitad de los casos, el 55,96 %, la UTEH ha realizado como mínimo una intervención directa con la víctima. En el 44,04 % restante se ha trabajado de manera indirecta, por medio del asesoramiento y la información a profesionales sobre los diferentes aspectos del tráfico de seres humanos y el circuito de atención a las víctimas.

En las intervenciones, los aspectos claves del protocolo de actuación son:
– La seguridad personal de la víctima y de su familia o de otras personas próximas.
– La situación administrativa en el país de acogida.
– El miedo a sufrir represalias, amenazas y coacciones.
– El trauma vivido, para evitar una nueva victimización.
– El sostén económico y habitacional básico que necesita la persona.

Las víctimas: mujeres y jóvenes

Entre las 109 personas detectadas y atendidas durante el 2017, el 81,65 % tenían entre 18 y 29 años. Del total, 89 eran mujeres (81,65 %), 16 eran mujeres trans (14,68 %) y 4 eran hombres (3,67 %). Las víctimas procedían de hasta 20 países diferentes, y casi la mitad, el 46,79 %, eran mujeres nigerianas.

Con respecto a al tipo de tráfico de seres humanos, el 91,74 % sufría el tráfico con fines de explotación sexual, el 4,5 9% era víctima de explotación sexual, el 2,75 % de tráfico con finalidades de explotación laboral y el 0,92 % de explotación laboral.

Desde la UTEH también se realiza acompañamiento y representación jurídica especializada. En este aspecto, en el 2017 había ocho procedimientos judiciales en marcha, uno de los cuales concluyó con una sentencia condenatoria a los tratantes. A lo largo del año se abrieron cuatro procedimientos más en los que once personas atendidas por el servicio de representación jurídica decidieron personarse como acusación particular. A fecha del 31 de diciembre de 2017, once procedimientos continuaban abiertos.

Un servicio de referencia en la ciudad

La Unitat Municipal contra el Tráfico de Seres humanos se creó en octubre del 2016 como un instrumento para mejorar la coordinación entre áreas, cuerpos policiales y entidades sociales para atender de manera integral —desde la vertiente psicológica, social y jurídica— a las personas víctimas potenciales del tráfico de seres humanos.

La unidad, pionera en la ciudad, vela para garantizar el acceso de las víctimas del tráfico de personas a sus derechos fundamentales, independientemente de la situación administrativa en que se encuentren; promueve la formación especializada sobre el tráfico de seres humanos para los diferentes actores de la ciudad susceptibles de poder detectar situaciones de tráfico (servicios sociales, sanitarios, de inmigración, etc.); ofrece asesoramiento a profesionales; se coordina con el resto de actores especializados en la lucha contra el fenómeno, y actúa como observatorio del tráfico en la ciudad.

Desde septiembre del 2017, la UTEH pone a disposición de las potenciales víctimas y de los profesionales el teléfono de urgencias 677 445 190, que está operativo de lunes a jueves de 9.00 a 18.00 horas y los viernes de 9.00 a 14.00 horas.

Texto y foto: Prensa Ayuntamiento de Barcelona

Comentarios de Facebook

Publica un comentario