Crecen el alumnado en preinfantil y las graduaciones en la ESO

El informe, elaborado por el Instituto Infancia y Adolescencia de Barcelona (IIAB), que forma parte de Instituto de Estudios Regionales y Metropolitanos de Barcelona (IERMB), se empezó a realizar en el año 2016 con el objetivo de disponer de indicadores periódicos de la situación de la educación con una mirada de ciudad y también por distritos y con una especial atención a la equidad educativa. Analiza los factores explicativos, compara los indicadores de la ciudad con los del conjunto de Cataluña e identifica las tendencias, los retos y las experiencias relevantes de la ciudad.

Perfil de la escolarización de los niños de 0 a 2 años en Barcelona

La escolarización de los niños de entre 0 y 2 años mantiene un crecimiento sostenido y llega al 44,3 % en el curso 2017-2018, 8 puntos más que en el curso 2006-2007 y un 1,8 % más que en el curso 2015-2016. Los distritos con rentas más bajas siguen teniendo porcentajes significativamente más bajos de escolarización en la etapa de educación infantil de primer ciclo.

La escolarización en los centros públicos se sitúa en el 46,7 % en el curso 2017-2018, un 0,4 % menos que en el curso anterior. Los distritos de Gràcia (+6,7 %) y Horta-Guinardó (+4,8 %) son los que presentan más crecimiento, mientras que en Sants-Montjuïc (5,3 %) y Les Corts (2,1 %) es donde ha bajado más.

Centros públicos o privados, según la renta

Más de la mitad de los niños menores de 3 años escolarizados continúan en jardines de infancia privados (53 %), excepto en los distritos de rentas más bajas, donde, además de que hay un grado de escolarización menor, la mayoría va a los centros municipales.

La tasa de escolarización de los niños de 0 a 2 años nacidos en la ciudad es 3,5 veces superior a la de los extranjeros (52 % y 15 %, respectivamente). Mientras la población extranjera de la ciudad menor de 3 años representa un 21 %, la población extranjera escolarizada solo supone el 7 % del total.

La incorporación de la tarifación social en las escoles bressol municipales(precio público variable según la renta familiar) ha comportado que en su primer año de funcionamiento el 65 % de las matrículas tengan un precio inferior que en el sistema anterior, que el 9 % mantengan el mismo precio y que el 26 % sean más caras.

¿Cuántos estudiantes aprueban la ESO en Barcelona?

La tasa de graduación de los jóvenes de Barcelona se sitúa en el 91,1 %, 4,4 puntos más que la media catalana y 2,3 puntos más que en el informe anterior.

Barcelona sigue teniendo mejores tasas de consecución de competencias básicas que el conjunto de Cataluña en sexto de primaria y en cuarto de ESO, aunque hay notables diferencias entre distritos: en Ciutat Vella y Nou Barris se duplica la media (9,8 %) de chicos y chicas que no alcanzan las competencias básicas en la ESO y hay cerca de un 4 % de centros de secundaria en los que más de la mitad del alumnado no alcanza las competencias básicas.

El número de alumnos de los ciclos formativos de grado medio ha aumentado un 43 %, mientras que el número de los que cursan bachillerato ha disminuido ligeramente, un 1,5 %.

Tanto en bachillerato como en los ciclos formativos de grado medio y los programas de formación e inserción, el porcentaje de la matrícula pública en la ciudad es muy inferior (30 puntos) al de la media catalana. La matrícula pública en bachillerato solo es mayoritaria en tres distritos, mientras que, en el caso de los ciclos formativos de grado medio, tan solo lo es en cuatro de los diez distritos.

En Sant Andreu, Gràcia y Les Corts no hay ningún centro público que ofrezca ciclos profesionales, y un 25 % del total de los centros públicos solo ofrece un único grupo de bachillerato, hecho que puede condicionar negativamente las oportunidades de aprendizaje.

Crece la demanda de la educación pública

Se consolida el cambio de tendencia según el cual las familias prefieren la educación pública en todos los niveles educativos, que por primera vez supera la demanda de los centros concertados. En P3 se ha producido un incremento del 2,5 % de solicitudes en la escuela pública en los últimos dos años, que han pasado del 48 % en el curso 2015-2016 al 50,5 % en el curso 2017-2018.

El 79 % de los centros públicos de la ciudad tienen una demanda equilibrada, mientras que un 17 % tienen una demanda baja y un 4 % tienen una demanda muy superior al número de plazas que ofrecen.

La proporción se reduce a medida que se avanza en el nivel educativo: la matrícula pública en el segundo ciclo de infantil es del 47 %, en la educación primaria es del 43,4 % y en la ESO llega al 36,3 %. A pesar del cambio de tendencia, el peso del sector privado sigue siendo muy superior al de la media catalana en todos los niveles educativos.