Crecimiento histórico de la vivienda pública en Barcelona

El parque de vivienda pública municipal alcanza unas cifras históricas con la construcción de 66 edificios nuevos y un total de 4.547 hogares, un 80 % de los cuales estarán destinados a alquileres de precio asequible. El objetivo es duplicar el número de pisos públicos para llegar a 13.000 viviendas en el 2022.
Vivienda de nueva construcción

La radiografía de la vivienda pública muestra un crecimiento histórico en los datos de planificación y construcción de viviendas nuevas, con 66 proyectos repartidos por toda la ciudad. De estas nuevas viviendas, 557 pisos de 8 edificios de nueva construcción se han entregado o están a punto de entregarse. Además, 16 proyectos que suman 665 viviendas están en proceso de construcción, como son el edificio de Quatre Camins, en Sant Gervasi-la Bonanova, o el edificio de la calle de Tànger, 40, en el Parc i la Llacuna del Poblenou, que ha recibido el premio estatal al mejor edificio de obra pública, otorgado por la Asociación Española de Gestores de la Vivienda y el Suelo.

Por otro lado, 27 edificaciones se encuentran en fase de proyecto, entre las cuales se incluyen las que han iniciado el concurso público para escoger la propuesta urbanística que llevará a cabo tanto el proyecto ejecutivo como las obras. En total, estas construcciones suman 2.222 nuevas viviendas.

Para acabar, 15 proyectos con un total de 1.103 hogares son reservas de suelo sobre las cuales ya se han iniciado los trámites para poder llevar a cabo las adjudicaciones a través de concursos públicos.

Vivienda pública y de alquiler

El alquiler público se convierte en uno de los ejes centrales de este modelo de vivienda, que prioriza la igualdad en el acceso a un hogar. Los precios del alquiler público se ajustan a las rentas de los colectivos adjudicatarios, con una media de 202 euros mensuales. Por otro lado, parte de las promociones se reserva al alojamiento de colectivos especialmente vulnerables. Con respecto a los proyectos arquitectónicos, los nuevos edificios están diseñados para integrarse en el entorno particular de cada barrio y cumplen con criterios energéticos y de sostenibilidad.

Adquisición y compra de pisos

Además de los edificios de nueva construcción, también se han firmado acuerdos de adquisición y compra de 497 viviendas, 346 de las cuales corresponden a 18 edificios enteros, mientras que los 151 restantes son pisos repartidos por fincas de toda la ciudad.

Inversión municipal para financiar la vivienda pública

Todos los proyectos disponen de una inversión municipal del 95 %, que consta de los recursos propios y tiene el apoyo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y del Banco del Consejo de Europa (BEBO). Solo el 5 % restante son aportaciones de la Generalitat de Catalunya y el Estado español.

Se prevé que la vivienda pública crecerá hasta llegar a los 13.000 pisos en el 2022, una cifra que supondría generar en 8 años el mismo número de viviendas que durante los 80 años anteriores.

Texto y foto: Prensa Ayuntamiento de Barcelona

Comentarios de Facebook

Publica un comentario