Nuevo protocolo policial para atender a personas en un estado grave de ansiedad

Desde el 2016 la Guardia Urbana de Barcelona ha sido el cuerpo policial pionero en formar a los agentes en la contención, verbal y física, de personas en un estado grave de agitación. Esta formación se amplía a 2.500 agentes y mandos para conocer el circuito y las fases de intervención del nuevo protocolo conjunto de actuación ante estos escenarios.

Este procedimiento ha sido elaborado junto con los Mossos d’Esquadra, el Servicio de Emergencias Médicas y distintas sociedades científicas.

Se trata de una estrategia de intervención para mejorar la atención de las personas en un estado grave de ansiedad o de angustia que por diferentes motivos puede empeorar y convertirse en un comportamiento agresivo y violento. El nuevo protocolo consiste en una intervención escalonada y coordinada entre los agentes de la Guardia Urbana y el Servicio de Emergencias Médicas para facilitar la interacción, la contención y el acompañamiento de las personas desde el principio y hasta que reciben el alta hospitalaria, en caso de ingreso.